goldandtime.cibeles.net

Casi el 80% de las empresas norteamericanas aún no se han ajustado a la ley que regula los minerales de ‘conflicto’

La mayoría de firmas, joyeras y tecnológicas, no presenta la documentación que avala el origen de los metales

jueves 21 de septiembre de 2017, 07:00h
Add to Flipboard Magazine.

Un reciente informe de las ONG Amnistía Internacional y Global Witness muestra que casi el 80% de las empresas estadounidenses están ‘fallando’ a la hora de comprobar adecuadamente sus cadenas de suministro de minerales procedentes de países en conflicto, especialmente de Centroafrica.

Casi el 80% de las empresas norteamericanas aún no se han ajustado a la ley que regula los minerales de ‘conflicto’

Las regulaciones financieras establecidas por el Gobierno de EE.UU. en el año 2010, a través de la Ley Dodd-Frank, requieren que las empresas de aquél país realicen un completo seguimiento para comprobar si sus compras de minerales (Oro, estaño, tungsteno y zinc) están apoyando a los conflictos en África Central.

El pasado año 2014 se debían entregar los primeros informes de transacciones y los resultados no han sido muy satistactorios a la vista del análisis realizado por estas dos organizaciones humanitarias. Según un testimonio que recoge la BBC, «la mayoría de las corporaciones más grandes de Estados Unidos tienen puntos ciegos en sus cadenas de suministro, desconociéndose si los productos que venden contienen minerales que han financiado algún tipo de conflicto", apunta el doctor Denis Mukwege en una introducción al informe.

Mukwege es el fundador y director médico del Hospital Panzi en Bukavu, en la República Democrática del Congo, y ha tratado a más de 19.000 víctimas de violación relacionada con estos conflictos. «Las empresas deben hacer más esfuerzos para averiguar cómo los minerales que están comprando han sido producidos y comercializados», puntualiza el médico.

100 empresas investigadas

El informe de Amnistía / Global Witness examinó los documentos regulatorios de 100 empresas, entre ellas algunas de las mayores multinacionales tecnolócigas, como Appel o Philips.Este documento señala que sólo el 21% de esas empresas están siguiendo la disposición de la normativa de seguimiento de minerales de conflicto, que fueron instituidos en el marco de la Ley Dodd-Frank de 2010, que fue aprobada a raíz de la crisis financiera de Estados Unidos.

Según la ley, las empresas ahora deben presentar informes anuales a los reguladores estadounidenses en los que deben detallar el origen de sus cadenas de suministro en aspectos como las fundiciones o refinerías que procesan los minerales que utilizan.

Aún así, las empresas no serán sancionadas puesto que tienen dos años para estar bajo el pleno cumplimiento de la ley. Cabe recordar también que la Unión Europea trabaja sobre un documento similar que saldrá a la luz en breve, aunque no tendrá carácter obligatorio.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo